viernes, 11 de agosto de 2006

GRG II


Dolor, arrebolado el interior
de la cosa y del ser acumulados.
Es el mundo materia en todos lados.
Tu lienzo como puro relator.

El dibujo deslizas con primor
en formas que no buscan ser dechados
del aplauso de necios desalmados,
y tensan, agarrotan el valor.

Todo quieto y en un cúmulo de cosas.
Tu pintura es tortura, es un tormento,
un suplicio y martirio con el que osas

implicar la maldad y abatimiento
del hombre que en el mal colmas, rebosas.
Flores en un estiércol feculento.




A Manuel Martín Burgueño, verdadero y amigo