viernes, 11 de agosto de 2006

GRG I




La gloria de rasgadas hopalandas.
Tules leche detrás de lo rosado.
No fue con el encelo en que está dado,
ni aquellos cielos en los que aún te andas.

Tal vez un brazo cubren las holandas,
un gran trasero rosicler montado
en un lienzo de nube muy angulado.
Todo formando puras zarabandas.

La grisalla de fondo es el cielo,
esos colores tenues un delirio
del cuerpo craso que como un anhelo

se tiembla y se estremece parvo cirio
acometiendo solo a contrapelo
del grisáceo fondo del martirio.




Para Pilar